"Zinca" y "Retorno"
Introduce aquí el subtítular

ZINCA

Vino tinto fermentado en tinajas de barro

Elaboramos cada año únicamente alrededor de 2.000 botellas en nuestra bodega familiar en Almunia de San Juan (Huesca).

Fermentamos nuestros vinos en tinajas de barro y cuando llega el invierno lo trasegamos a barricas de roble situadas en nuestra bodega subterránea del siglo XI, donde permanecerá en unas condiciones idóneas de temperatura y humedad constante para su envejecimiento.

Venerable barro, manos sensibles que moldean el agua, la tierra y el sol, abrigo de nuestros vinos y vestigio de seis milenios de unión. Humildad y trabajo, pasión y respeto. Que la naturaleza siga su curso.

Conoce todos los detalles del vino ZINCA en:


RETORNO

Vino sin sulfitos añadidos y apto para veganos

Retorno no es un viaje cualquiera, porque no todo tiempo pasado fue mejor.

Retorno es una búsqueda, un regreso al legítimo orígen, donde los hombres eran nobles y sus vinos sinceros.

Certificado V-Label por la Unión Europea de Veganos, libre de clarificantes proteicos animales ni organismos modificados genéticamente.

Retorno es un vino sin sulfitos añadidos. Se ha elaborado a partir del cultivo respetuoso de uvas, según técnicas manuales heredadas de nuestros antepasados.

No se han utilizado sulfitos ni otros conservantes, así como no ha sido clarificado ni filtrado, con tal de preservar de forma íntegra, los procesos naturales que conforman la esencia del vino

A escasos 10 kms de Barbastro producimos las uvas que hacen posible este vino. Es un viñedo que se asienta sobre una ladera pedregosa, pobre y en secano.

Debido a las características del terreno y la baja pluviometría, apenas se obtienen 2.000 kgs de uva por hectárea. De esta forma obtenemos uvas muy concentradas, tanto en azúcar como en aromas y polifenoles (flavonoides, antocianos, taninos, etc). 

En nuestros vinos siempre predomina la fruta. Son vinos de capa muy alta, de los que tiñen la copa, y que reflejan nuestra tierra y nuestra forma de trabajar la vid, respetando nuestras raíces y nuestra forma de concebir el vino.

Son vinos que debido a su concentración, poseen altas dosis de polifenoles (antioxidantes naturales), y que por lo tanto, hacen prescindible la utilización de sulfitos para su conservación.

De esta forma, elaboramos vinos sin ningún tipo de conservante añadido. Únicamente contienen altas dosis de antioxidantes naturales que provienen de la propia uva.

La presencia de antioxidantes naturales es importante, no solo porque estos compuestos contribuyen a preservar la calidad nutricional de los productos que los contienen, sino además, porque al ser ingeridos ayudan a preservar la salud de las personas que los consumen.

Elaboramos nuestros vinos sin sulfitos añadidos. Quiere decir que ninguno de ellos sobrepasa los 10mg/l, ya que, de forma natural, la fermentación de la uva produce una cantidad mínima por debajo de este umbral. De esta forma, la legislación no nos obliga a poner "Contiene sulfitos " en nuestras etiquetas, ya que se considera que en estas dosis tan bajas, es asimilable incluso para personas alérgicas a los sulfitos. En vinos convencionales, la dosis máxima legal de sulfitos se sitúa en 150 mg/l. En vinos ecológicos en 100 mg/l.

Nuestros vinos se embotellan sin clarificar ni filtrar, con el fin de preservar la esencia del vino de la forma más íntegra posible.